jueves, 10 de abril de 2014

Monasterio San Prudencio de Monte Laturce. ( Clavijo ) - El Mirador de Clavijo

Patrimonio olvidado de La Rioja, Monasterio San Prudencio

Estas son las ruinas del Monasterio San Prudencio es una pena la poca sensibilidad de nuestros gobernantes de conservar nuestro patrimonio cultural para poder recuperar nuestro pasado y así nuestras generaciones venideras podrán conocer la vida y costumbres de sus ancestros.


Monasterio San Prudencio
  
Historia


Lorenzo Merino Barragán en su obra el  cuenta de San Prudencio que estando en Osma, enfermó y le dijo a su sobrino Pelayo: "Nuestro Señor Jesucristo sabe donde ha de ser enterrado mi cuerpo; cuando muera es su voluntad que me coloqueís sobre el mulo y él irá al sitio donde debo ser sepultado. Esta es la voluntad de Dios". Su cadáver fue colocado sobre el mulo seguido del Obispo de Tarazona y vecinos, hasta que llegó a la falda meridional de Monte Laturce, a un cuarto de legua de Clavijo, parándose en la boca de una cueva. Según parece, se trataba de la primera cueva que el Santo pasó de anacoreta. Añade que "Pelayo y sus compañeros dieron sepultura a San Prudencio… y se organizaron en comunidad monástica… adoptando la regla de San Agustín… sobre aquella humilde sepultura levantaron una pequeña Iglesia con su reducido cenobio.

Vistas del Monasterio San Prudencio 


La Iglesia tomó el nombre de San Vicente mártir. Al recibir de la Iglesia el santo Obispo los honores de los altares, tanto la Iglesia en que estaba el sepulcro, como el cenobio, recibieron el nombre del Santo: Iglesia de San prudencio y Cenobio o Monasterio de San Prudencio".

Vista del Monasterio desde el valle Leza.

En el siglo XII los monjes de San Prudencio adoptan la Regla del Císter, levantando un amplio Monasterio que es conocido con el nombre de Monasterio de los PP. Bernardos. José Fermín Hernández Lázaro, en su obra "Órdenes MIlitares, Divisas y Linajes de La Rioja" (Biblioteca Gonzalo de Berceo), señala que el 29 de agosto de 1181 firma en Jubera, Don Diego Jiménez de Tejada junto a su mujer, Doña Guiomar Fernández de Traba, un documento de cesión del Monasterio de San Prudencio a la Orden del Císter.


Vista Panorámica de la otra cara del monte Laturce al castillo de Clavijo

El Monasterio tuvo gran protagonismo hasta el año 950 que tuvo que vincularse al de Albelda para poder sobrevivir. En 1058 los Señores de Cameros "Ramírez de Arellano" lo eligieron como panteón familiar dándole el dominio de las iglesias Villanueva de San Prudencio,Ventas Blancas y Lagunilla.


Real Basílica de Santiago al fondo Clavijo 

Notas
  • FORTÚN OCHOA (hacia 980 al 1057), primer señor de Los Cameros, fue enterrado en el Monasterio de San Prudencio de Monte Laturce (“en un sepulcro de madera con la efigie de lo mismo”) (Fray Antonio de Yepes. Crónica General de la Orden de San Benito. Madrid 1959. Pág. 324) El año del entierro se fija en 1050.


  • SANCHO FUNES, Obispo de Calahorra, fue muerto a pedradas el 10 de noviembre de 1146, cerca del Monasterio de San Prudencio de Monte Laturce. Cuando murió fue enterrado en el Monasterio de Sacramenta y más tarde sus huesos fueron subidos al Monasterio de San Prudencio de Monte Laturce, donde reposaban los de sus antepasados.

  • En 1415 se enterró el Señor de la Villa de Robres del Castillo, Don Diego Fernández de Lezana y su mujer María Fernández.  




Monasterio San Prudencio. Monte Laturce

El día 28 de abril se celebra por la iglesia católica su festividad. San Prudencio nació en Armenia "Álava" ejerció su vida de anacoreta con Saturio su maestro se marchó a Tarazona y ya en la ciudad aragonesa fue designado obispo de su diócesis.

Las reliquias de San Prudencio se encuentran en una de las capillas laterales de la Concatedral de Santa María La Redonda, en Logroño, llamada Capilla de las Reliquias y de San Pedro, pero más conocida por Capilla de la Milagrosa, debido a la gran talla de la Virgen que se encuentra sobre su altar.
Las tres arcas son romanistas, del siglo XVI. La arquilla de San Prudencio es de plata, ochavada a los extremos. Decortada con tracería. La tapa con óculos de tres flamas y triángulo en el centro. Podría datar del Siglo XV.

El busto representa a San Prudencio, de pontifical, de orfebrería hispano-flamenca y se compone de cuatro piezas. La mitra es de plata dorada, la cabeza de plata encarnada y los hombros y el collarino de cobre dorado repujado y cincelado con aplicaciones de esmalte en verde y azul y piedras de colores en la mitra.
Al pie lleva la siguiente inscripción: "Está cabeça de platta fiço facer don Pedro abad de Sant Prudencio año del nascimiento de Nuestro sennor Ihesu Christo de mil CCCLXI año" (Esta cabeza de plata, hizo hacer Don Pedro Abad de San Prudencio, año de nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo, año 1461)

Enlaces Recomendados